logoglus
foto1 foto2 foto3

Productos

La Cooperativa GLUS dispone de una excelente materia prima en sus productos de Cebollas, Patatas y Zanahorias, con un minucioso control de calidad.
Realizamos un seguimiento completo de nuestros productos desde la siembra hasta su entrega para ser comercializados. Así garantizamos una Trazabilidad integral en el proceso.

Cebollas

Seleccionamos la mejor materia prima de nuestros cultivos: elegimos cuidadosamente los ejemplares con consistencia firme, rechazando aquellas cebollas que no cumplen los estrictos estándares de calidad establecidos por GLUS, como por ejemplo, libres de podredumbres, sin signos de congelamiento, desprovistos de cuello hueco, etc..
Para garantizar la correcta conservación de las cebollas, la temperatura y la humedad de nuestros almacenes están controladas continuamente. Ello permite la preservación de esta hortaliza durante una largo periodo de tiempo, en óptimas condiciones y con todas sus cualidades originales.
Una vez recolectadas, las cebollas cultivadas por nuestros socios son trasladadas hasta los almacenes de la cooperativa donde se limpia minuciosamente el bulbo – eliminando la tierra y las hojas envainadoras externas más sucias -, para conseguir la excelente presencia que caracteriza a nuestras hortalizas.

Patatas

La recolección y almacenamiento de nuestras patatas se realiza con el mayor cuidado para que su presentación y calidad sean inmejorables. En nuestras modernas instalaciones mecanizadas, realizamos una meticulosa selección de nuestras patatas para ofrecer a nuestros clientes un producto en diferentes presentaciones y formatos.
En el año 2003, la cooperativa constituye una Agrupación de Productores de Patatas de Consumo (APA).
Las variedades cultivadas por nuestra cooperativa se diferencian de las demás por su piel fina y blanca, además de ser cultivadas de acuerdo a criterios respetuosos con el medio ambiente. La gran capacidad de producción de nuestros socios nos garantiza la comercialización de la patata desde agosto hasta abril, en variedades como Monalisa, Ágata, Cheríe, Rodeo

Zanahorias

La fertilidad de nuestras tierras y las características climáticas de nuestra zona nos permiten cultivar zanahorias de primera calidad y con una total seguridad alimentaria.
El reconocimiento de nuestra cooperativa en 1994 como Organización de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) nos ha servido, además, para introducir una organización eficaz de los cultivos de los socios a fin de producir a lo largo de todo el año zanahorias dulces, crujientes y frescas, en sus variedades Nantesa, Berlikum y Chantenay.